Foto: Andina.
En el Día Internacional de la Mujer, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Empresarial (OCDE) exhortó a los países a garantizar una remuneración justa y oportunidades equitativas para mujeres y hombres, mediante la promulgación de leyes de igualdad en remuneración cuando sea necesario.

En el Perú, por ejemplo, las mujeres reciben en promedio un ingreso mensual que es menor en 30% a lo que perciben los varones, según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei).

La citada organización, conformada por 34 de las naciones de más altos ingresos en el mundo y de la cual nuestro país busca formar parterecomendó a sus miembros implementar medidas concretas para mejorar el acceso de las mujeres a cargos de liderazgo y toma de decisiones e integrar más la perspectiva de género en las políticas públicas.

En esa línea, sugirió tomar acciones como el establecimiento de porcentajes u objetivos voluntarios, leyes de paridad, requisitos de divulgación y vinculación del financiamiento público para los partidos políticos con sus proporciones de género, además de fijar objetivos de igualdad de género con sus plazos respectivos y la posible imposición de sanciones por el incumplimiento de las regulaciones.

“Empoderar y alentar a las mujeres a participar más en las instituciones públicas que crean leyes y dirigen los servicios públicos no es solo moralmente correcto, sino positivo, en términos generales, para el desempeño de una institución, para la igualdad y para la confianza en los gobiernos”, afirmó Angel Gurría, Secretario General de la OCDE, al presentar la cita recomendación en una conferencia sobre mujeres en cargos de liderazgo. 

“Para lograr el equilibrio de género en el liderazgo público se requerirá un cambio cultural, pero son pocas las medidas concretas que podemos tomar para acelerar el proceso”, anotó el funcionario.

Actualmente, menos de la mitad de los países de la OCDE (entre los que figuran EEUU, Alemania, Canadá, Japón, Chile, México, España, Turquía, entre otros) han alcanzado el nivel de 30% de parlamentarias que las Naciones Unidas recomiendan para que las mujeres en efecto influyan en la política. En nuestro, que forma parte de un programa de ingreso a esta organización, solo 29 son legisladoras de un total de 130 escaños.