Se le encontró culpable de participar directamente en la comisión de los delitos al dirigir el trabajo de otros.
El juez federal Segio Moro, el mismo que la semana pasada ordenó trasladar al ex presidente de Brasil Lula da Silva a una comisaría para declarar en el marco del caso Lava Jato, condenó a 19 años y cuatro meses de prisión a Marcelo Odebrecht por delitos de corrupción, lavado de dinero y asociación criminal.

Moro declaró a Marcelo Odebrecht, preso desde junio pasado, responsable de práctica criminal por el pago de aproximadamente US$ 64 millones millones de dólares a funcionarios de Petrobras, la principal petrolera estatal. A cambio, la constructora que él encabezó hasta diciembre pasado, se benefició con contratos de infraestructura.

La justicia brasileña sentenció que Odebrecht participó "directamente en la comisión de los delitos al dirigir el trabajo de otros, lo que se evidencia sobre todo con mensajes de ellos y notas personales incautados en el transcurso de la investigación".

Se trata de la primera condena al poderoso empresario que encabezó Odebrecht, el grupo constructor más importante de América Latina.

Otros dos ex ejecutivos también fueron sentenciados. Alexandrino Alencar a 15 años y 7 meses de prisión, y Cesar Ramos Rocha a 9 años y 10 meses, por delitos similares.