Elaboración propia. Fuente: GFK.
¿Qué pasaría si César Acuña y Julio Guzmán salen de la contienda? A más tardar el miércoles, el pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) resolverá en última instancia las apelaciones presentadas por Alianza por el Perú (APP) y Todos por el Perú (TPP) para que sus candidatos continúen participando en el proceso.


Si finalmente, ambos candidatos no participan de las elecciones del 10 de abril, la primera beneficiada sería Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, quien recibiría un 3,1 % adicional a su intención de voto, obteniendo un total de 37,7% y posicionándose así por encima del resto de candidatos, según las cifras de GfK.

El otro favorecido sería Pedro Pablo Kuczynski, quien obtendría un 3,2% más, pasando al segundo lugar con un 10,1%. En tanto, Alfredo Barnechea ganaría un 1,6% adicional y tendría así un 6,7%, que lo ayudaría a ubicarse en el tercer lugar.

Verónika Mendoza solo recibiría 1,9 %, sumando un 5,6 % en la intención de voto; mientras que Alan García, Alejandro Toledo y Gregorio Santos recibirían muy poco porcentaje de los votos que habrían tenido Guzmán y Acuña.

El mayor traslado de votos, en el caso de Fujimori, sería principalmente en el interior del país: en el norte y en oriente, fundamentalmente. Por otro lado, para el caso de PPK, este crecería más en nuestra capital, Lima, detalla el análisis de GfK.

En este nuevo escenario, el voto blanco o viciado aumentaría y llegaría al 13,1 % mientras que el "no sabe/no opina" estaría en un 17,2 %. En el caso del voto blanco, este se incrementaría en la zona sur de nuestro país.