Foto: Andina.
Nuestro país podrá en breve exportar los excedentes de energía eléctrica que se produzcan en el país, si es que el Congreso aprueba el proyecto de ley que en la víspera logró luz verde en el Consejo de Ministros, informó esta tarde el viceministro de Energía, Raúl Pérez-Reyes.

La iniciativa, que permitirá abastecer a nuestros países vecinos, contribuirá a que el Perú se convierta en una de las economías más competitivas de la región y ayudará, también, a reducir la tarifa eléctrica a los usuarios finales, aseguró el funcionario.

Según detalló el Ministerio de Energía y Minas, el texto establece el marco legal para la interconexión internacional de los sistemas eléctricos y el intercambio de electricidad, el cual se enviará en breve al Parlamento para su debate. “Con esto, el país se posicionará en el ámbito regional como un hub energético”, anotó el sector.

El Perú tiene un excedente de producción de energía y se prevé que durante los próximos cinco o seis años, esta figura se mantendrá vigente. Ello debido a que en años anteriores se establecieron condiciones para incentivar las inversiones en nuevas centrales hidroeléctricas y termoeléctricas con el fin de poder cubrir la demanda proyectada en ese momento.

POTENCIALES CLIENTES
Actualmente, el país tiene potencial de intercambio energético con Ecuador, Chile, Brasil y Bolivia, y con los dos primeros países existe la posibilidad de que se desarrollen de manera más rápida proyectos de interconexión, ya que hay estudios preliminares, aseguró  Pérez-Reyes Espejo.

En el caso de Ecuador, hay un estudio en curso sobre la construcción de una línea de transmisión de 1,000 MW (megavatios), que involucra una inversión de aproximadamente US$ 440 millones de dólares; y con Chile existe una propuesta de interconexión inicial de 130 MW y una mayor de 1,000 MW, ambas demandarán una inversión de US$ 725 millones.

La iniciativa también establece un mecanismo de compensación para el Estado Peruano, el cual está relacionado con la diferencia de precios del gas natural destinado al mercado interno y la del vendido al mercado internacional. Dicha compensación será destinada a financiar algunos de los cargos adicionales antes señalados y la infraestructura necesaria para la interconexión, lo que implicará una reducción en las tarifas eléctricas.