Foto: Andina.
Luego de que se determinen las responsabilidades de Petroperú en los recientes derrames de petróleo ocurridos en la Amazonía, deben aplicarse todas las sanciones que correspondan con todo el peso de la ley, aseguró la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz.

“La historia nos ha enseñado que las industrias se han manejado bajo criterios poco amigables con el medio ambiente y con las comunidades. Los derrames de crudo ocurridos en la Amazonía nos llevan lamentablemente a poner los ojos sobre las empresas,  ya sean públicas o privadas”, refirió.

Tras participar en la Conferencia Global de la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI 2016), la funcionaria aseveró que el Gobierno Nacional ha registrado importantes avances en el establecimiento de iniciativas regionales orientadas a mejor el control y la vigilancia ciudadana de las compañías dedicadas a la extracción de recursos naturales. 

“Vamos seguir promoviendo el debate público”, comentó la funcionaria.

Recientemente, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) estableció -luego de supervisar los derrames de crudo en Chiriaco (Bagua) y Morona (Dátem del Marañón)- que los vertimientos fueron ocasionados por la falta de mantenimiento del Oleoducto Norperuano, a cargo de Petroperú, la petrolera estatal y una de las mayores empresa del país.

El Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar- Vidal, estimó esta semana que la remediación total tomará un año y medio, y añadió que la firma petrolera tendrá que compensar a todos los pobladores afectados por el derrame en río y suelos.