Foto: Andina.
La decisión del Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro 1 de admitir la inscripción de Todos por el Perú (TPP) estuvo antecedida de un intenso debate entre expertos sobre la viabilidad de la candidatura del partido morado a raíz de las observaciones hechas a sus procesos internos para elegir a sus representantes en las Elecciones Generales del 2016.

De hecho, este misma instancia, una semana atrás, había declarado inadmisible (subsanable) -que no es lo mismo que improcedente (nula)- a la fórmula presidencial que lidera Julio Guzmán debido a que la conformación del Tribunal Electoral de la agrupación no fue debidamente reportada ante la Dirección Nacional del Registro de Organizaciones Políticas (DNROP) del JNE y a que no se había certificado, ante el mismo registro, la afiliación de uno de sus miembros.

Todos por el Perú presentó documentos para subsanar ambos cuestionamientos, entre los que figuran el acta de la reunión de su Comité Ejecutivo del 10 de noviembre del 2015, fecha en la que se designaron a los miembros del Tribunal Electoral, así como el acta de su nueva asamblea del 20 de enero de este año, en la que se ratifica este acto (entre otros) y agrega que ningún militante se mostró en desacuerdo. También incluyó la ficha de afiliación del miembro que no figuraba en el registro, la cual data del 2 de julio del 2015.

Tras evaluar estos elementos, el Jurado Especial conformado por los magistrados Miranda Alcántara, Loyza Gárate y Vargas Chojeda resuelve “privilegiar el derecho fundamental a la participación política frente a la formas (el registro)… puesto que resulta de vital importancia que en un proceso electoral participen el mayor número de actores políticos y que no se prive a nadie de su participación”, conforme lo detalla su Resolución 002-216-JEE-LC1/JNE.

Sobre los acuerdos previos tomados por Todos por el Perú (cambio de estatuto, elección de Comité Electoral y designación de Tribunal Electoral) y ratificados en su asamblea del 20 de enero del 2016, los magistrados concluyen que si bien el acto de inscripción de una agrupación requiere estar consignado en el Registro de Organizaciones Políticas del JNE, “la norma (la Ley de Organizaciones Políticas) no ha establecido esta obligación para los demás actos, por tanto su validez no puede estar condicionada a su inscripción”.

Es más, el Jurado Electoral subraya que la formalidad sobre una inscripción no puede anteponerse al ejercicio pleno de los derechos constitucionales relevantes para la vida democrática de un país como es el derecho a la participación política, previsto en el numeral 17 del Artículo Nº 2 y en el Artículo Nº 31 de la Carta Magna, “en cuyo caso implicaría vaciarlo de todo contenido constitucional”, anota.

LA ASAMBLEA DEL 20
Debido a que tanto expertos como el Pleno en mayoría del JNE cuestionaron la pertinencia de esta reunión para convalidar la constitución de los órganos electorales de TPP, el Jurado Electoral Especial indica en sus considerandos que los acuerdos tomados entre setiembre y noviembre del 2015 sí pueden ser autentificados por la reunión del 20 de enero, debido a que la instancia que tomó la decisión fue la Asamblea General del partido, es decir su instancia máxima y deliberativa de gobierno; y entre cuyas atribuciones destacan la revisión y modificación del estatuto de la agrupación, conforme lo señala la misma norma interna.

“Resulta claro que la modificación estatutaria aprobada por Asamblea General del 10 de octubre de 2015, así como todos los demás acuerdos a los que se refiere, entre los que destacan, la elección de nuevo Comité Electoral y la designación del nuevo Tribunal Nacional, se encuentran expresamente convalidados en el Acta de la Asamblea General Extraordinaria del 20 de enero de 2016”, precisa el Jurado Especial.

Sobre todo si frente a dichos acuerdos, ningún afiliado se ha opuesto en vía de acción civil o de jurisdicción electoral. Entonces, el acto partidario no solo resulta válido, si no que frente a los documentos y declaraciones presentadas se presume su veracidad y que guardan relación con los trámites citados.

LO QUE SIGUE
Al cierre de esta nota, el JNE desestimó el recurso extraordinario presentado por la agrupación morada contra las Resoluciones de la Dirección Nacional del Registro de Organizaciones Políticas que declararon improcedentes la modificatoria del estatuto, Tribunal Nacional Electoral, el símbolo partidario, entre otros.

Según el experto en temas electorales, Percy Medina, esta decisión no afecta la resolución del JEE que dio luz verde a la candidatura de TPP. Esta sigue en contienda, hasta que se presente una tacha por parte de ciudadanos, la cual deberá ser resuelta por los entes electorales.

“Si bien son temas que tienen relación, no están atados. El JNE ha diferenciado lo que es la inscripción de la fórmula presidencial de los procesos preelectorales a cargo de la DNROP”, finalizó.

Sin embargo, para el exabogado del JNE, José Naupari, el Pleno del Jurado está generando una incertidumbre innecesaria con su nuevo fallo. Por lo pronto, dos ciudadanos ya presentaron una queja ante el órgano electoral contra la fórmula presidencial de Todos Por el Perú. Pedro Carrasco y Edmundo Vargas Machuca, quienes aseguran son integrantes del comité de Sullana, dicen que no fueron convocados a las elecciones internas de la agrupación.