Fuente: @OdebrechtPeru.
Con un escueto comunicado, la filial peruana de la constructora de capitales brasileños Odebrechet aseguró que “nunca ha realizado donaciones ni entrega indebida de dinero a partidos políticos o autoridad pública”, tal como refiere una investigación de la policía brasileña, difundida ayer en el país carioca.

“Las noticias en la prensa que relacionan al Perú en la investigación Lava Jato evidencian que no se trata de una acusación formal, sino más bien de evaluaciones preliminares basadas en la interpretación de apuntes por parte de la Policía Federal de Brasil”, precisó Odebrecht Perú, empresa que en el 2014 ganó la concesión para construir el Gasoducto del Sur, proyecto que requiere una inversión superior a los US$7.000 millones.

El informe de las autoridades policiales de Brasil, en el marco de la operación Lava Jato, vincula al presidente Ollanta Humala con un supuesto pago de US$3 millones para favorecer a Odebrechet en la construcción de grandes obras. La denuncia ha sido rápidamente rechazada por Palacio de Gobierno, que en un comunicado anunció que solicitará información oficial al Gobierno de Brasil.

La sede en Perú de la constructora carioca refirió que sigue a disposición de las autoridades peruanas y brasileñas para cualquier aclaración necesaria.