Foto: Andina.
El uso de la telemedicina será clave para que el Perú logre afrontar las carencias de profesionales y cubra territorios lejanos y dispersos para brindar servicios de salud, fundamentalmente en las zonas rurales, indicó el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan)

Por estos días, los avances tecnológicos, la constante innovación y aplicación de conocimiento científico a distintos elementos o temas relacionados con la salud han contribuido a cambios significativos en los diagnósticos, tratamientos y recuperación de pacientes afectados por alguna enfermedad.

En este contexto, el acceso a las tecnologías de la información y telecomunicaciones es una opción para acercar al paciente a los profesionales de la salud y mejorar los servicios, permitiendo  reducir costos e incrementar la productividad, refirió el presidente del Ceplan, Víctor Vargas.
 
"La telemedicina seguirá evolucionando y traerá cada vez más beneficios como el poder transferir imágenes en 3D del cuerpo, para diagnósticos más precisos”, anotó.
 
De igual forma, las innovaciones tecnológicas (nanotecnología, proyecto genoma humano, los biosensores, la telemedicina, la clonación de órganos, la impresión en 3D de órganos y huesos, la inteligencia artificial, entre otras) influyen en distintos aspectos de la salud y se espera que lleven a superar muchas enfermedades o afecciones que actualmente son irreversibles o incurables.
 
Solo en el caso de los avances y progresos de la impresión en 3D, que según los expertos constituyen la "tercera revolución industrial", se puede conseguir la impresión en 3D de prótesis, de órganos y hasta de alimentos, finalizó Ceplan.