Foto: EFE.
SAO PAULO (Agencias).- El publicista Joao Santana, quien estuvo a cargo de las campañas electorales del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva y de su sucesora y actual jefa de Estado, Dilma Rousseff, recibió este lunes una orden de prisión por sus presuntos nexos con el caso de corrupción de Petrobras.

Santana es el principal asesor de marketing del Partido de los Trabajadores (PT) y también fue estratega en las campañas del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez; el presidente Nicolás Maduro y el expresidente salvadoreño Mauricio Funes.

La orden de captura incluye a su esposa y socia Mónica Santana. Sin embargo, hasta el momento ninguno de los dos ha sido detenido, pues se encuentran en República Dominicana trabajando en la campaña de reelección del presidente Danilo Medina.

De acuerdo con medios cariocas, en el marco de la vigésimotercera fase de la Operación Lava Jato, que investiga los desmanes en la petrolera estatal, también fueron registradas oficinas de la constructora Odebrecht, cuyo dueño y presidente, Marcelo Odebrecht, está preso desde junio del año pasado.

Esta fase de la operación golpea directamente a Rousseff, quien junto a su vicepresidente, Michel Temer, se enfrenta ante el Tribunal Electoral a un proceso que puede derivar en la impugnación de sus respectivos mandatos, por sospecha de que la campaña electoral recibió fondos desviados de Petrobras.

El operativo policial del 2014 reveló una colosal trama de corrupción en Petrobras en la que participaron políticos, altos funcionarios de la estatal y las principales constructoras nacionales. En esta etapa se investiga puntualmente el presunto pago de valores realizados por Odebrecht a Santana en cuentas en el exterior.

La policía registró dos residencias de Santana localizadas en la ciudad de Salvador de Bahía, en el noreste del Brasil.

El publicista dirigió las exitosas campañas presidenciales de Lula en el 2006, cuando el expresidente disputó la reelección, y las dos de Rousseff, en el 2010 y el 2014.