Foto: Andina.
Un año y medio tomará la remediación completa de los daños ocasionados por los derrames de petróleo de la estatal Petroperú en la selva peruana, estimó el ministro del Ambiente (Minam), Manuel Pulgar-Vidal.

La mayor empresa nacional tendrá, además, que compensar a todos los pobladores afectados por el vertimiento de crudo en río y sueldos, originado por las roturas del Oleoducto Norperuano.

En entrevista a radio Exitosa, el funcionario comentó que Osinergmin multó a Petroperú (con 3.200 UIT) por no cumplir íntegramente con su plan de adecuación, es decir, con la implementación de las debidas acciones de prevención y reparación del oleoducto. “Este trabajo tuvo que terminar en marzo del 2015”, dijo el funcionario. 

"Dos accidentes, dos derrames, uno el 25 de enero y el otro 3 de febrero, cada uno con sus características y sus particularidades. Los ductos requieren un mantenimiento más adecuado, el cual no hubo y por lo tanto se han producido estos derrames, que tienen que ser no solo severamente sancionados, sino que preventivamente las medidas que se deben de tomar obligan a que todo el ducto se verifique", refirió.

¿Y EL LOTE 192?
Para Pulgar-Vidal, este grave incidente pone nuevamente en debate la viabilidad de que Petroperú esté a cargo de la operación del Lote 192, ubicado en Loreto, medida que fue aprobada a fines del año pasado por insistencia del Congreso.

“Este accidente también pone en debate aquello de si Petroperú debe hacerse cargo del Lote 192, que desde mi punto de vista fue una propuesta irresponsable del Congreso, observada por el Poder Ejecutivo”, indicó.

Según el ministro, la intervención de empresas estatales en sectores de la economía peruana se deben dar solo cuando se tiene la absoluta seguridad de que esta empresa pública está en capacidad de tener un buen comportamiento. Agregó que la petrolera estatal debería contar con profesionales bien pagados. “Si no, vas a tener gente muy mediocre, manejando mal la empresa”, finalizó.