Fuente: BBVA Research.
El crecimiento de América Latina tocará fondo en el 2016 con una contracción de 0,9%, ligeramente superior a su caída de 0,3% registrada el año pasado, debido fundamentalmente a la fuerte recesión que atraviesa Brasil (su PBI retrocederá 3,8% en 2016, según el FMI), estimó el BBVA Research. 

La recuperación llegará en el 2017 con una expansión de 0,9%, impulsada por un mayor crecimiento mundial, mejores términos de intercambio y el impulso de la inversión en algunos países como Argentina, Perú o Colombia, previó el economista jefe de BBVA Research para América del Sur, Juan Ruiz.

En la presentación del informe Situación América Latina, el ejecutivo comentó que los indicadores de confianza han dejado de deteriorarse en la mayor parte de las geografías, pero se mantienen en terreno negativo en Brasil, Chile y Colombia, y muy débiles en Perú y México, debido a la incertidumbre sobre las políticas económicas, los mercados laborales menos boyantes, una mayor inflación y un entorno externo menos favorable, incluyendo la caída de precios de las materias primas, sobre todo del petróleo.

Por ello, indicó que “las previsiones de crecimiento de América Latina se han revisado a la baja y si hacia 2017 anticipamos un aumento del crecimiento en la región, este será lento”, refirió Ruiz.

Es así que el próximo año, la región se recuperará en términos de crecimiento, aunque lo hará por debajo de su crecimiento potencial, estimado en torno a 2,7%. Los países de la Alianza del Pacífico mantendrán un crecimiento cercano a 3,0%, mientras que los del Mercosur lo harán en torno a 1%.

Seguirán liderando el avance Perú, Colombia, México y Paraguay como los países con mayor crecimiento, al igual que en el 2016, aunque Argentina se unirá al grupo de alto crecimiento en 2017, luego de que el programa de ajuste haya encaminado la corrección de los desequilibrios durante este año.