Fuente: BCR.
Los precios al consumidor continuaron incrementándose en enero (0,37%) y, con ello, elevando la expectativa de los agentes económicos de que los precios se mantendrán altos, incluso hasta el 2017, lo que llevó ayer al Banco Central de Reserva (BCR) a elevar, por tercer mes consecutivo, su tasa de interés referencial de 4% a 4,25%.

Para el analista del BBVA Research, Francisco Grippa, si bien esta era una decisión esperada, sorprendió el tono del comunicado en el que la autoridad monetaria explica las razones del ajuste de su indicador clave para el costo del dinero.  “Nos sorprendió, lo percibimos más claro y sincero sobre lo que viene ocurriendo y más enérgico (para contener las expectativas inflacionarias). Es algo que se debió hacer hace varios meses”, indicó.

CONTRA LAS EXPECTATIVAS
De acuerdo con la última encuesta de Expectativas Macroeconómicas del BCR, los analistas económicos elevaron su pronóstico para el cierre de la inflación en el 2016 de 3,2% en noviembre del 2015 a 3,5% en enero del 2016. En el mismo periodo, las empresas no financieras, subieron su estimado para el alza de precios este año de 3,1% a 3,5%. Y para el 2017, las empresas no financieras subieron su proyección de 3,1% a 3,3%.

Si bien, las previsiones se ubican por debajo del nivel real actual (4,61% al cierre del primer mes del año), están muy por encima del rango meta de la entidad monetaria (entre 1% y 3%).

Según Grippa, esto sugiere que los agentes no creen en el compromiso del Banco Central con la meta que tiene. Lo más preocupante es que los que menos parecen creer son las empresas que producen y venden la mayor parte de los bienes y servicios que se encuentran en la canasta de consumo o las que fabrican los insumos para que luego se elaboren esos productos, es decir, las empresas no financieras. 

“Estas no solo anticipan que la inflación excederá el rango meta en 2016 sino también en 2017. Existe así el riesgo de que terminen trasladando esas altas expectativas a los precios que cobran, un riesgo que volvió a incrementarse en enero. Por ello, el nuevo ajuste al alza de la tasa de política monetaria refuerza el compromiso del Banco Central con la meta”, comentó el experto.

LO QUE SE VIENE
En esta línea ¿volverá el BCR a subir su tasa clave el próximo mes? La mejora que la economía nacional está registrando desde el último trimestre del 2015 (el PBI habría crecido 5,3% en diciembre, prevé el BBVA Research) dan margen para que la autoridad monetaria continúe ajustando su tasa de interés referencial y, con esto, contrarrestar algún nuevo incremento en los precios.

Sin embargo, en los primeros días de febrero se han registrado disminuciones en los precios promedio  del pollo, los tubérculos (papa) y los combustibles, y no se han anunciado nuevas alzas en las tarifas eléctricas. “La inflación viene así, baja, en un mes en el que usualmente no lo es, pero este resultado es todavía muy preliminar y las cosas pueden cambiar bastante pues faltan aún poco más de dos semanas del mes”, finalizó Grippa.