Foto: Andina.
La economía peruana registro el año pasado un déficit comercial de US$ 2.864 millones, el mayor de su historia, debido a que la caída de los precios de los metales afectó los ingresos por exportación de materias primas, informó el Banco Central de Reserva (BCR).

Este es el segundo año que se experimenta un saldo negativo en forma consecutiva. En el 2014, el déficit fue de US$ 1.276 millones. Y de acuerdo con cifras del Banco Central, no se obtenía un resultado cercano a tal magnitud desde 1998 (US$ 2.462 millones), cuando el país sufrió los embates de la crisis financiera del Asia.

Actualmente, las ventas de minerales del Perú -el tercer productor mundial de cobre, zinc y plata, y el séptimo de oro- representan un 60% de las exportaciones totales, indicó la agencia Reuters.

Nuevos proyectos y ampliaciones mineras han permitido elevar el volumen de los envíos al exterior, principalmente de cobre, para atenuar el impacto de los menores precios en la balanza comercial. Con ello, solo en diciembre del 2015, Perú registró un superávit comercial de US$ 210 millones, el primero tras 11 meses de déficit, detalló el BCR.

En todo el 2015, las exportaciones sumaron US$ 34.157 millones, una caída del 13,6% frente a las de 2014. Solo las mineras retrocedieron 16%. En tanto, las importaciones sumaron US$ 37.021 millones, un retroceso del 9,3% frente al año previo.

Para el 2016, la autoridad monetaria ha estimado un déficit comercial de US$ 2.574 millones, debido a que se espera que los precios de los minerales continúen bajos.