Foto: Andina
El reciente Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), de la Organización Transparencia Internacional, reveló la caída de la economía peruana al puesto 88 de un total de 168 países evaluados, tres posiciones debajo del lugar que ocupó en el ranking previo, informó esta tarde el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima.

“Este resultado corrobora lamentablemente la involución que en materia institucional está teniendo el país pues al tema de la corrupción se suma el peligroso retroceso en seguridad e imperio de la ley y Estado de derecho”, comentó el director ejecutivo del IEDEP, César Peñaranda.
¿Qué mide El IPC de Transparencia Internacional? Las percepciones sobre corrupción en el sector público cuya elaboración se hace sobre la base de 12 fuentes de datos entre los que destacan: la calificación de riesgo país de la Economist Intelligence Unit, el marcador de competitividad global del IMD, el índice de estado de derecho del World Justice Project, la encuesta de opinión ejecutiva (EOE) 2015 del Foro Económico Mundial, entre otras.

Los datos obtenidos se estandarizan según una escala del cero al 100, donde cero equivale al nivel más alto de percepción de corrupción y 100 implica el nivel más bajo. Perú obtuvo 36 puntos, resultado que lo hace retroceder dos puntos en comparación al 2014.

En el ámbito regional, Paraguay y Venezuela, que se ubicaron en los posiciones 130 y 158, respectivamente, son las economías donde se perciben los mayores niveles de corrupción.
 
La nación que es vista como la menos corrupta en América Latina es Uruguay, al ubicarse en el puesto 21. Le siguió Chile (23), Brasil (76) y Colombia (83) y Perú (88).

El análisis, a nivel mundial, muestra que la menor corrupción se encuentra en la Unión Europea y Europa Occidental con un puntaje de 67, siendo la única región que ha alcanzado una calificación por encima del promedio mundial.

En esa región del mundo, se encuentran los tres países con menor corrupción en el ámbito global: Dinamarca (91), Finlandia (90) y Suecia (89). Le siguen Asia Pacífico (43) y América (40), sobresaliendo Nueva Zelanda (88) y Canadá (83), respectivamente.

Finalmente, las regiones con mayor corrupción se encuentran en Medio Oriente y África Septentrional (39), Europa del Este y Asia Central (33) y África Subsahariana (33).