Foto: Andina.
Debido al bajo crecimiento de la economía nacional, el empleo apenas se habría expandido 0,9% durante el 2015, es decir se habría estancado, y para este año se prevé que continuará igual, con un avance de solo 1%, estimó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Si bien la actividad productiva ha comenzado a registrar una mejora desde el último trimestre del 2015, no habrá impacto en la generación de puestos de trabajo pues el empuje está concentrado en los sectores primarios como Minería y Pesca, los cuales presentan menores encadenamientos al interior de la actividad productiva en relación a los sectores no primarios como Comercio, Servicios, Manufactura y Construcción.

Se observa una mayor correlación entre la evolución del empleo y del Producto Bruto Interno (PBI) No Primario que entre el empleo y el Producto Bruto Interno (PBI) Total”, explicó el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del banco, Pablo Nano.
Y la evolución de los sectores no primarios está fuertemente vinculada la inversión privada, la cual según cifras del Banco Central de Reserva (BCR) registro una caída de 5,5% el año pasado y este año se estancaría (0,0%), afectando el consumo privado y los sectores Servicios y Comercio.

Entonces, ¿qué pasará con la inversión? Según Scotiabank, en el 2016 continuarían presentes los factores que han afectado su evolución.

“El deterioro de los precios de los minerales y el petróleo, la mayor incertidumbre respecto a la evolución de la economía mundial y la postergación de decisiones de inversión asociadas al ciclo electoral, ocasionarían un estancamiento de la inversión privada, principal generadora de empleo en el país”, anotó Nano.