Foto: Andina.
En junio, Morgan Stanley Capital International (MSCI), cuyos índices son utilizados como referentes en las plazas bursátiles, decidirá si mantiene a la Bolsa de Valores de Lima (BVL) en el grupo de países emergentes o la degrada a 'mercado frontera', lo que provocaría una salida de capitales.
 
Para evitar esta situación, altos ejecutivos de la Bolsa de Valores de Lima (BVL) vienen sosteniendo intensas reuniones con inversionistas internacionales para mostrar que el país es una plaza atractiva y así evitar así la baja en su calificación, reveló la agencia Reuters.

La semana pasada, el presidente de la Bolsa de Valores de Lima, Christian Laub, se reunió con inversionistas en Estados Unidos y dijo que, a pesar de las duras condiciones de los mercados, están haciendo 'todo lo necesario' para elevar la liquidez de la plaza local, cuyo volumen de negociación llega a los S/11 mil millones actualmente y es uno de los más bajos de la región.

“Explicamos a los inversionistas todos los avances que hemos tenido, les hemos transmitido el orden, la dedicación y determinación con la que estamos trabajando y es algo que les gusta mucho", aseguró Laub. El ejecutivo tiene además previsto viajar a Suiza a mediados de febrero para conversar con representantes del MSCI y luego aterrizar en Londres para reunirse con inversionistas.

RIESGO LATENTE
Actualmente, solo tres firmas de las que cotizan en la BVL  -Credicorp, el mayor holding financiero del país; la productora de metales preciosos Buenaventura y la cuprífera Southern Copper- forman parte del índice MSCI de mercados emergentes, el número mínimo necesario para permanecer en esa categoría.

Una rebaja significaría para nuestro país el riesgo de una eventual fuga de capitales de entre 1.500 millones a 5.000 millones de dólares debido a que los inversores evitan los mercados fronterizos pues son considerados de mayor riesgo, indicaron los representantes del mercado limeño.

Los inversionistas "entienden que los mercados están duros, el momento no es el mejor, pero estamos haciendo todo lo que se necesita para que, cuando el sentimiento del mercado mejore, esto se refleje en los volúmenes de la compañía", anotó Laub.

Se espera que antes de junio, las acciones del gigante de los alimentos Alicorp y del holding financiero Intercorp califiquen también como 'emergentes'. En un mediano plazo, se prevé el ingreso al índice de otras empresas como las mineras Volcan y Milpo, la energética Edelnor, la firma comercial Inretail, la importadora de maquinarias Ferreycorp, la constructora Graña y Montero y las cementeras Cementos Pacasmayo y Unacem.

Dentro del índice de mercado emergente, Perú tiene una calificación de 0,4%. El reto es permanecer en este nivel y subir la nota a 1% o 2%.