Foto: Andina
A escasos tres meses de la jornada electoral en la que los peruanos decidiremos quién llevará las riendas del país por los próximos cincos años, los aspirantes al sillón presidencial intensifican sus campañas y se explayan en los planteamientos que, de llegar al Gobierno, implementarían para solucionar los problemas que por estos días aquejan a la población: los altos precios de los combustibles, el alza del dólar y las tarifas de los servicios públicos.

César Acuña, el candidato que hasta el momento ha hecho la mayor inversión en su apuesta por llegar a Palacio, anunció que promoverá un Estado que controle el tipo de cambio, los precios de los alimentos, las tarifas de los servicios públicos y hasta las pensiones escolares con el fin de evitar que perjudiquen a la población. 

“Nosotros tenemos que controlarlos, pues el más agobiado es el pueblo al ver que hoy hay un precio y mañana otro, allí está el Estado peruano. Hay que controlar los precios”, aseguró el líder de Alianza para el Progreso. En el caso especifico del dólar, subrayó que tiene que haber un ente regulador “para evitar que esté como está por el gran error de tener un solo mercado para nuestras exportaciones, que es China”, agregó.

La experiencia más cercana de control de precios ocurrió durante el primer gobierno de Alan García  con consecuencias desastrosas para la economía. Además, actualmente el Banco Central de Reserva (BCR), una entidad autónoma, se encarga de velar por el equilibrio del tipo de cambio en el país, así como de la inflación. 

Y si bien, en los últimos 12 meses, el dólar ha subido un 14% en el mercado local y se cotiza por encima de los S/ 3,40, se trata de uno de los menores retrocesos de una moneda local frente al billete estadounidense en la región. El real brasileño, por ejemplo, ha perdido cerca de 50% en un año. En Chile, el dólar ha avanzado 19% frente al peso; en Colombia, la divisa verde ganó más de 30%; y en México, más de 20%.

Antes los cuestionamientos a su propuesta, Acuña aseguró que lo que se busca es proteger los derechos de los consumidores y anotó que se hará mediante las entidades reguladoras que ya existen en el país.

¿IMPORTAR GASOLINA?
Por su parte, Alfredo Thorne, jefe del equipo técnico de Peruanos Por el Kambio (PPK), propuso importar gasolina para empujar los precios locales de los combustibles a la baja, los cuales no se ha reducido en el mercado local al mismo ritmo al que han caído en los mercados internacionales.

Según el economista, la importación de gasolina ayudará a prevalecer el principio de libre competencia en el mercado, pues hoy actualmente los márgenes de las refinerías y de los grifos han aumentado mientras los precios no han bajado lo suficiente. “En enero, pensamos que el gasohol de 90 debería estar a S/ 8 y no a S/ 11, como está ahora. No entiendo por qué las dos refinerías no transparentan un poco más sus costos y nos dicen por qué no pueden bajarlos”, anotó.

Mencionó que el BCR, en su último reporte de inflación, reveló que el precio de la gasolina debió bajar 14%, de acuerdo al contexto internacional, pero los grifos locales solo lo disminuyeron en 6,5%.

Thorne también cuestionó las altas tarifas de electricidad, como consecuencia del alza del dólar, pero no precisó si en eventual gobierno de PPK se tomará una medida al respecto.