Foto: EFE
Los mercados de bonos y acciones de países emergentes se encaminan a un nuevo año de fuertes salidas de capitales, generadas por un crecimiento global desacelerado y un alto endeudamiento corporativo, advirtió esta mañana el Instituto de Finanzas Internacionales (IFI).

Durante el 2015, los mercados emergentes enfrentaron una salida neta de capitales por 735.000 millones de dólares, muy por encima de los 111.000 millones de dólares registrados en 2014 y monto superior a lo previsto. “Se espera que las salidas, incluidos errores y omisiones, alcancen los 448.000 millones de dólares este año”, detalló el reporte de IFI difundido por la agencia Reuters.

La citada entidad, con sede en Washington, una fuente acreditada de información sobre flujos de inversión hacia y desde el mundo en desarrollo, reveló que salidas fuertes desde China -que reflejaron los temores sobre la moneda y el crecimiento del país- operaron como factor determinante en las pérdidas registradas el año pasado. El gigante asiático sufrió retiros por 676.000 millones de dólares.

NO SOLO CHINA
La segunda mayor economía mundial creció en el 2015 a su ritmo más débil en 25 años, lo que alentó la expectativa de que Pekín amortiguaría la desaceleración con más medidas de estímulo y generó una escalada en los turbulentos mercados accionarios del gigante asiático.

“Pero la debilidad se extiende mucho más allá de China, dado que hemos visto persistentes salidas de un rango amplio de mercados emergentes, con inversores cada vez más preocupados por los pronósticos de crecimiento y el alto endeudamiento corporativo”, explicó Charles Collyns, gerente y economista jefe del IFI.

El instituto dijo que Brasil, Turquía y Sudáfrica son algunos de los países más vulnerables al retraimiento continuo en los mercados emergentes, por la debilidad de la política a nivel macro, los altos niveles de endeudamiento corporativo e importantes déficit de cuenta corriente.

Si bien hay ciertos países que se destacan positivamente, como México e India, con la preocupación creciente sobre China, y Brasil y Rusia en recesión por segundo año consecutivo, muchos temen que los retornos de inversión en el sector no se recuperen pronto.

Las proyecciones del IFI se basan en un grupo de 30 economías emergentes.