Fuente: Banco Central de Reserva (BCR).
¿Cómo están enfrentando las empresas el menor crecimiento que la economía peruana experimenta en los últimos años? El último Reporte de Estabilidad Financiera del Banco Central de Reserva (BCR) revela un descenso en las ventas y en la rentabilidad de los negocios desde el 2011, con mayor impacto en los sectores minero e industrial.

De acuerdo con el documento, publicado en la página web del ente emisor, solo en el primer semestre del 2015, las ventas mineras se contrajeron un 13%, en comparación con el mismo periodo del año anteriorEn el 2014, cayeron 3%; en el 2013, solo aumentaron 1%; y en el 2012, retrocedieron 14% luego de haberse incrementado 15% en el 2011.

“Las ventas de las empresas mineras se han visto perjudicadas desde el segundo semestre del año 2011 por los menores precios promedios de los metales y la presencia de menores leyes en algunas minas de oro y cobre. A esto se sumo la inflación de costos en el sector que ha reducido los márgenes brutos y operativos”, explicó el Banco Central.
Ante esta situación, las compañías han optado por reducir sus gastos de capital, enfocándose solo en  los proyectos más rentables. También han buscado recortar sus costos de producción optimizando operaciones de minado, reduciendo gastos administrativos y renegociando contratos con proveedores.

¿Y LAS GANANCIAS?
En cuando a la rentabilidad sobre el capital, pese a la menor producción y las menores ventas, el resultado fue positivo, aunque bajo (2%) en el primer semestre del 2015En los años previos fue mejor pero se nota un rumbo descendente (33% de utilidad neta sobre el patrimonio en el 2011, 22% en el 2012, 12% en el 2013% y 8% en el 2014).

Otro sector afectado fue el industrial. Entre enero y junio del 2015, las ventas de las firmas vinculadas a este rubro cayeron 1%. “La desaceleración de la actividad económica en los últimos años ha empezado a afectar en mayor medida la expansión de los ingresos operativos de las empresas industriales, entre ellas, las relacionadas a la construcción”, detalló el organismo monetario.

De igual forma, su rentabilidad ha venido descendiendo hasta alcanzar un retorno sobre el capital de 5% en el primer semestre del 2015, debido a que el alza de los costos de producción y de los gastos administrativos ha estado por encima del ritmo de crecimiento de las ventas.