Fuente: Banco Mundial.
Un estudio del Banco Mundial asegura que la economía peruana estaría en el grupo de las que más se beneficiarían con la puesta en marcha del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), negociado por 12 países y considerado el mayor pacto comercial del planeta pues involucra el 40% del Producto Bruto Interno (PBI) global.

Según el análisis, denominado 'Potenciales implicancias macroeconómicas del TPP', el impacto no solo se sentiría en el incremento de las exportaciones de factura nacional sino también en el avance del Producto Bruto Interno (PBI).

Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú y Vietnam serían las naciones con los mayores beneficios pues sus ventas al exterior, entre los años 2014 y 2030,  aumentarían 23%, 20%, 12,8%, 10,3% y 10%, respectivamente, como resultado de la eliminación de las barreras al comercio, calcula el Banco Mundial.

En los otros países que negociaron el acuerdo como Estados Unidos (9,2%), Brunei (9%), Singapur (7,5%), Canadá (7%), Chile (5,3%), Australia (5%) y México (4,7%), la tasa de crecimiento de sus exportaciones como consecuencia del Acuerdo Transpacífico será de un dígito.

“El impacto (positivo) podría ser considerablemente mayor en los países que enfrentan barreras elevadas al comercio, como Vietnam (10%) y Malasia (8%). Los países que exportan productos intensivos en mano de obra, con ingresos bajos y hogares de baja preparación podrían expandirse”, sostiene la entidad internacional.

Este impulso a las exportaciones, generaría un mayor crecimiento del PBI y contribuiría con un avance de 10% en Vietnam, de 8% en Malasia, de 5% en Brunei, de 3,1% en Nueva Zelanda, de 3% en Singapur, de 2,7% en Japón y de 2,1% en Perú.

En México (1,4%), Estados Unidos (0,4%), Australia (0,7%), Chile (1%) y Canadá (1,2%) también habría impacto en el crecimiento de la producción nacional, pero sería ligeramente menor.

El Banco Mundial también asegura que el TPP produciría beneficios comerciales indirectos para otros países, como Rusia y Colombia, a la vez que provocaría efectos perjudiciales en países no miembros, como Tailandia, Corea del Sur y Filipinas, aunque serían limitados.

La firma del texto del acuerdo comercial se ha programado para el próximo 4 de febrero, en Wellington, Nueva Zelanda.