Foto: Andina
La intensidad del fenómeno climático que afecta al país este verano viene perdiendo fuerza y ahora, según el último reporte del Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen)se espera que sea moderado y ya no fuerte ni extraordinario, como se había previsto meses atrás.

Esta vez el Enfen redujo de un 30% a un 15% la probabilidad de que El Niño sea fuerte entre diciembre del 2015  y marzo del 2016, y elevó desde un 50% a un 65% la expectativa de que sea de magnitud moderada.

Asimismo, aumentó de 5% a 10% la posibilidad de que El Niño sea débil y mantuvo en 5% la eventualidad de que sea extraordinario.

“El Enfen mantiene el estado de alerta debido al evento El Niño costero de magnitud fuerte que se viene presentando con condiciones cálidas en la costa peruana desde otoño del 2015. Para el verano 2015-2016, el escenario más probable es que sea moderado”, comentó el citado comité en un comunicado.

Se espera que durante enero continúe la ocurrencia de lluvias débiles en Tumbes y Piura, aunque no se descartan algunos episodios de lluvias entre moderadas a muy fuertes. Para el resto del verano es más probable la ocurrencia de episodios de lluvias muy fuertes debido a la estacionalidad y a El Niño en curso.

En la región andina se espera continúen las lluvias deficitarias asociadas a El Niño en el Pacifico Central, sin descartar episodios de lluvias muy fuertes, finalizó el Enfen.