Fuente: Andina
Los hogares peruanos deben acostumbrarse a precios altos, al menos durante el primer semestre del 2016, según estimados del BBVA Research y la Cámara de Comercio de Lima (CCL). 

Luego de que la inflación cerrara el 2015 con un alza anual de 4,40%, impulsada por el encarecimiento de las tarifas de electricidad y agua potable, se espera que durante el primer trimestre se acerque al 5%, impulsada por el impacto del Fenómeno del Niño en los precios de los alimentos, así como por la cotización del dólar, que continuará al alza en los primeros meses, indicó la citada entidad financiera.

“Prevemos que en los próximos meses las tasas mensuales de inflación se mantendrán elevadas y, con ello, el ritmo interanual seguirá aumentando hasta algo más cerca de 5% en el primer trimestre del año. El Niño tendrá impactos negativos sobre el abastecimiento de algunos alimentos y de esta manera sobre sus precios. Las renovadas presiones de depreciación sobre la moneda local también incidirán al alza sobre la inflación, sobre todo en el corto plazo”, comentó el BBVA.
Pero en el segundo semestre, pasado el fenómeno climático y con un entorno cambiario más calmado, la inflación empezará a ceder. Y la convergencia hacia el rango meta (entre 1% y 3% anual) será gradual, anotó.

Pese a ello, el Índice de los Precios al Consumidor (IPC) volverá a cerrar por encima del tope del Banco Central de Reserva (BCR) y finalizará el 2016 en 3,5%, indicó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL.

Ante este escenario, el gremio empresarial prevé que la autoridad monetaria podría continuar ajustando su tasa de referencia en el 2016, luego de haberla incremento de 3,5% a 3,75% en diciembre, con el objetivo de que las expectativas inflacionarias se atenúen.