Foto: EFE.
Arca Continental, la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola en América Latina, concretó ayer la compra de 38,4 millones de acciones comunes con derecho a voto de Corporación Lindley S.A., las cuales estaban en manos de distintos miembros de la familia Arredondo Lindley y que representan cerca el 6,6% de su capital social.

Por estos títulos, la firma mexicana pagó un precio de compra de US$1,57 por acción y logró sumar una participación accionaria que supera el 60% del capital social de la embotelladora en Perú de Coca-Cola e Inca Kola. 

Por su parte, The Coca-Cola Company, su socio estratégico, posee el 38,5% de las acciones comunes con derecho a voto de la firma peruana. 

Arca también consiguió un acuerdo con la familia Arredondo Lindley para adquirir las acciones de inversión que mantenían bajo su propiedad. Se trata de 1,28 millones de acciones de inversión, que representan el 1,78% del total de los títulos de inversión emitidos, por un precio de compra de US$0,89 por acción. 

Ambas operaciones tienen lugar luego de la reunión que sostuvo la Junta de Accionistas de la firma mexicana, realizada el pasado 29 de diciembre en Monterrey, donde se acordó la adquisición del resto de las acciones comunes, así como de los papeles de inversión.

La embotelladora mexicana insiste en pagar US$0,89 por acción de inversión, pese a que hay un grupo de tenedores de estos títulos que pide un precio mayor (US$2,946), similar al que se le reconoció a la familia Lindley por cada una de sus acciones.

Arca ya había adquirido el 53,5% de las acciones comunes en setiembre, operación por la que pagó US$910 millones a la familia Lindley, y que desató una controversia con los poseedores de los títulos de inversión de la embotelladora peruana, quienes reclaman por no haber sido incluidos en el acuerdo.