Fuente: BBVA Research.
De acuerdo con estimados del Banco Central de Reserva (BCR), la producción de cobre, uno de nuestros mayores productos de exportación, aumentará 75% entre los años 2015 y 2017. Y solo durante este año, la expansión sería de 22,6%, debido a la mayor producción de las minas Toromocho (Junín) y Constancia (Cusco).

Para el 2016, se espera obtener un incremento en los volúmenes de este mineral con la ampliación de Cerro Verde (Arequipa) y la primera producción de Las Bambas (Apurímac). En tanto, en el 2017, la proyección de crecimiento contempla un mayor nivel productivo de Las Bambas, así como de Cerro Verde y la ampliación de Toquepala (Tacna) prevista para fines de ese año.

IMPACTO EN EL PBI
Las mejoras en los volúmenes de extracción permitirán una recuperación en las exportaciones mineras en los próximos dos años, en la que no solo influirá la entrada en producción de Las Bambas sino también la recuperación de las leyes de extracción de Antamina, anotó el Banco Central.

En el 2015, el cobre representó el 48% del total de la producción minera del país, con lo que su aporte al crecimiento del Producto Bruto Interno Nacional (PBI) llegaría a los 0,9 puntos porcentuales este año, según cifras del BBVA Research

Para los años 2016 y 2017, se prevé que la contribución a la expansión del PBI del metal rojo será de 0,9 y 1,3 puntos porcentuales, respectivamente, según el área de estudios económicos de la citada entidad financiera.

Actualmente, la actividad minera en el Perú representa el 10% del PBI, así como el 20% de la inversión privada del país. Participa además con el 52% de las exportaciones totales y genera 200 mil empleos directos. Por ello, el bajón en los precios de las materias primas y la menor demanda mundial de los minerales tienen un efecto considerable en la economía peruana.