Foto: EFE
Tras el bajo crecimiento cercano a 3% con el que la economía global cerrará el 2015 y en el que América Latina se contraerá (-0,3%), en el escenario para el nuevo año no se avizoran cambios debido a la incertidumbre y un mayor riesgo de vulnerabilidad que continuarán generando las subidas de las tasas de interés en Estados Unidos y la desaceleración de China, previó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un artículo publicado esta mañana en el diario alemám Handelsblat, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, sentenció que la expansión económica del planeta será “decepcionante” en el 2016. ¿Las razones? Además de EEUU y China, mencionó el magro desempeño del comercial internacional y el declive del precio de las materias primas.

Según la funcionaria, los bajos precios de las materias primas están generando problemas en las economías basadas en ellas (el Perú es una muestra de ello), mientras que el sector financiero aún tiene debilidades en muchos países y están aumentando los riesgos financieros en los mercados emergentes.

Finalmente, advirtió que el alza de las tasas de interés en Estados Unidos y la fortaleza del dólar podrían llevar a las empresas a incumplir sus pagos y eso podría “infectar” a bancos y estados.

En sus últimas proyecciones oficiales de octubre, el FMI estimó que la economía global se expandirá 3,6% el próximo año, América Latina registraría un avance de 0,8% y el Perú crecería 3,3%.