Fuente: duna.cl.
El gobierno de China informó esta mañana que ha sancionado a siete empresas de transporte por fijación de precios. Todas deberán pagar una multa de 407 millones de yuanes (62,85 millones de dólares), detalló esta mañana el órgano estatal de planificación económica del gigante asiático.

De acuerdo con información de la agencia Reuters, entre las firmas sancionadas figura la chilena Compañía Sudamericana de Valores (CSAV). Las otras seis compañías multadas son las japonesas Kawasaki Kisen Kaisha, Mitsui OSK Lines y Eastern Car Liner Ltd.; la surcoreana Eukor Car Carriers; la noruega Wallenius Wilhelmsen Logistics AS y una subsidiaria de la chilena CSAV, anotó la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, por sus siglas en inglés) china.

La citada entidad estatal precisó, además, que las empresas se coludieron para elevar los cobros a los cargamentos de autos, camiones y maquinaria de construcción en cinco rutas de transporte, incluida la que une China con Europa, durante al menos cuatro años, violando las leyes antimonopolio del país.

Ante dicha situación, el regulador impuso multas equivalentes al 4% y 9% de los ingresos obtenidos por las empresas durante el 2014 en sus negocios en el país.

Eukor recibió la mayor multa (284 millones de yuanes), indicó la NDRC. A la chilena CSAV y su división de transporte les tocó pagar las multas más bajas, de 3,07 millones y 1,19 millones de yuanes, respectivamente (un dólar es equivalente a 6,4755 yuanes, según Reuters).

En los últimos meses, otras empresas del vecino país han sido involucradas en procesos de investigación por concertar precios que terminaron perjudicando a los usuarios de los países donde operan. En el caso peruano, el regulador de la competencia nacional informó, en noviembre, que la compañía Lipigas (Lima gas) fue incluida en un proceso sancionador por presuntamente haber llegado a un acuerdo con otras envasadoras y distribuidoras de Gas Licuado de Petróleo (GLP) para fijar los precios de sus productos.

Asimismo, recientemente, se anunció que Protisa, del grupo chileno CMPC, fue incluida también en un proceso sancionador tras haberse detectado que formó parte de un cartel, junto a la estadounidense Kimberly Clark, que por nueve años se coludieron para fijar los precios del papel higiénico y otros productos tissue, afectando a los consumidores.