Fuente: Andina
El menor ritmo de crecimiento que experimenta la economía peruana no ha frenado la disposición de las personas y las empresas de tomar deudas. De acuerdo con cifras del Banco Central de Reserva (BCR), al cierre de noviembre, frente al mismo mes del año pasado, la entrega de créditos totales aumentó 10%. 

Solo los préstamos a personas registraron un incremento de 12%. En este segmento, los créditos de consumo se expandieron 14,6%, impulsados por el fuerte avance del uso de tarjetas de créditos (23,4%), pese al descenso de las solicitudes para financiar la compra de autos (-3,0%). Por su parte, los préstamos hipotecarios aumentaron 8,5%.

En el caso de las empresas, el financiamiento creció 9,2% anual en el penúltimo mes del año, dinamismo ligeramente menor al registrado por las colocaciones a los hogares. En este segmento, el crédito corporativo y a la gran empresa se incrementó 18,1%, pero los desembolsos a pequeñas y microempresas apenas se expandió 1,9%, mientras que a medianas empresas cayó 0,6%.

Por tipo de moneda y ante la subida de la cotización del dólar, tanto hogares como empresas prefirieron al sol. El crédito en moneda nacional en los últimos 12 meses aumentó 29, 9%, mientras que los desembolsos en la divisa estadounidense disminuyeron 19,6%, en comparación a lo registrado en noviembre de 2014.