Foto: Andina
El mercado de telecomunicaciones en el Perú se ha venido expandiendo en los últimos años, impulsado por el crecimiento de la clase media, lo que se ha traducido en hogares cada vez más dispuestos a contratar servicios adicionales a la cada vez más desplazada telefonía fija.

Según el Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), entre el 2014 y el tercer trimestre del 2015, la cantidad de usuarios con televisión de paga, internet fijo y servicio móvil se incrementó en 11,0%, 9,92% y 9,18%, respectivamente.

Solo en el caso de las suscripciones de TV por cable, a setiembre se registraban 1.6 millones de clientes. En internet de banda ancha fija, los contratos vigentes llegaban a 1.9 millones. “La convergencia de ambos servicios (internet fijo y TV Paga) explica, en parte, las tasas de crecimientos logrados”, explicó el regulador.

MÁS LÍNEAS CON CONTRATO
Y en el servicio móvil, el número de conexiones suma ya 33.6 millones, cifra superior al número de habitantes en el ámbito nacional (31 millones). En este negocio -de acuerdo con Osiptel- se ha visto un importante incremento en la preferencia de la población por la adquisición de líneas con contrato posterior de pago.

“A fines de 2009, los clientes prepago eran cercan del 89% del mercado, mientras que los clientes contrato (pospago y control) llegaban al 11%. Pero a setiembre del 2015, la participación de los clientes prepago se ha reducido al 69% (23.17 millones de líneas), mientras que los clientes con contrato se han incrementado a 31%”, detalló el citado organismo.
Actualmente, circulan en el mercado 5.42 millones de líneas móviles pospago y otras 5.05 millones de líneas control.

SE DINAMIZA SEGMENTO MÓVIL
La mejor oferta comercial con condiciones cada vez más favorables para los usuarios, así como las medidas de desbloqueo de equipos y el sinceramiento de las penalidades a los celulares bajo escenarios de portabilidad han contribuido al incremento de contratos de pago.

Sin embargo, no es el único factor. La competencia entre los operadores presentes en el mercado, propiciada por la llegada de operadores de menor tamaño, también ha ayudado a dinamizar la oferta del servicio a favor de los clientes, quienes han optado por migrar hacia la compañía con el plan y el equipo de su preferencia.

Por ello, actualmente Entel y Bitel ya poseen el 11% de líneas móviles operativas en el país, con lo que se ha logrado desconcentrar, en parte, el mercado de telecomunicaciones. La firma de capitales chilenos suma ya 2.5 millones de líneas (7,6%), mientras que vietnamita Bitel ha activado otras 1.2 millones de líneas (3,5%).

Movistar y Claro, que han sufrido migraciones como consecuencia de la portabilidad, continúan acumulando la mayor parte de la torta del sector, con 17.58 millones y 12.35 millones de líneas (52.3% y 36.7%, respectivamente). Se espera que con el aterrizaje de Virgin Mobile al país, el primer operador móvil virtual del mundo, este mercado tome un mayor dinamismo.