Foto: Andina
Conforme ya lo había anticipado el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Alonso Segura, “ya se han gatillado” las condiciones para que el Poder Ejecutivo recurra a los recursos acumulados en el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) con el fin de evitar un ajuste brusco en el gasto del Estado ante la importante caída de los ingresos fiscales.

Mediante un comunicado, el MEF informó que en una sesión llevada a cabo el día 17 de diciembre, el directorio del FEF -conformado por representantes del MEF, el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, y un representante de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)- autorizó la utilización de hasta S/.4.293 millones, equivalentes al 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI).

La medida se tomó en el ámbito de las competencias del citado directorio, según lo detalla la Ley N° 30099 de Fortalecimiento de la Responsabilidad y Transparencia Fiscal.

PARA QUÉ SIRVE EL FEF
El Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) es una herramienta de uso temporal, que permite evitar ajustes bruscos del gasto público ante una caída de los ingresos fiscales. De esta forma, se acumulan recursos durante los años de alto crecimiento económico y buenos precios internacionales para poder utilizarlos, de forma temporal, en los años de bajo crecimiento y bajos precios de nuestros metales (que conllevan menores ingresos fiscales).

Hace unos días, el ministro Segura explicó así la necesidad de recurrir a este fondo: “tiene que haber un impacto más significativo de desaceleración de ingresos para que se pueda justificar (el uso del FEF)”. 
De acuerdo con la normatividad vigente, los recursos del Fondo solo pueden ser utilizados cuando: 1) se prevea una disminución de los ingresos públicos por la fuente de financiamiento de Recursos Ordinarios mayor al 0,3% del PBI respecto del promedio de los últimos tres años, ajustados por cambios en la política tributaria; 2) se den situaciones de excepción como desastres naturales que pongan en riesgo la viabilidad económica del país, y 3) los recursos del FEF excedan el 4,0% del PBI, exceso que debe destinarse a reducir la deuda pública. 

“En la coyuntura actual, el uso de los recursos del FEF se realiza al amparo del primero de los criterios antes señalados”, precisó el Ministerio de Economía.

Agregó que con esta medida se financiarán los compromisos de gasto previstos en el Presupuesto Público del año fiscal 2015, evitando así una contracción del gasto público, lo que podría haber perjudicado la recuperación gradual de la economía, en un contexto de menores ingresos públicos.