Fuente: Banco Central de Reserva (BCR).
El Banco Central de Reserva (BCR) presentó esta tarde sus proyecciones para el desempeño de la actividad productiva nacional y confirmó lo que ya habían adelantado los analistas: el contexto de bajo crecimiento continuará durante el próximo año, influenciado por factores externos, y recién a partir del 2017 empezaría la recuperación.

¿Qué pasará con el PBI, las exportaciones, la inversión, la inflación y qué riesgos se enfrentarán? Aquí un resumen:

1. El PBI 

Este año, se cerrará con un avance de apenas 2,9%, según la autoridad monetaria. No se dio la recuperación esperada (en setiembre, el BCR proyectó un avance de 3,1% para el 2015) debido a la menor inversión pública por parte de los gobiernos subnacionales (regiones y municipios) y las caídas de los sectores Construcción (-6,5%) y Manufactura (-1,6%). 

Para el 2016, se proyecta una expansión de 4%, impulsada por el fuerte crecimiento del sector Minería e Hidrocarburos (10,6%) y la recuperación de los sectores Construcción (2,5%) y Manufactura (1,1%). Y para el 2017, el ente emisor prevé un avance de 4,8%, en el que el sector Pesca crecerá a dos dígitos (27,9%) y la minería seguirá boyante (10,4%).

2. LAS EXPORTACIONES (Y TAMBIÉN LAS IMPORTACIONES)

Las ventas al exterior de productos peruanos continuarán en terreno negativo. Este año, sumarán US$33,708 millones, monto inferior en 14,7% a lo registrado el año previo. En tanto, las importaciones cerrarán 2015 con una caída de 10,4% al sumar US$36,565 millones.

En el 2016, los envíos al exterior retrocederán 1,2% (US$33,300 millones) y las compras fuera del país (US$35,875 millones) disminuirán 1,9%. Todo cambiará en el 2017, año en el que el BCR sostiene que se dará una recuperación importante. Las exportaciones, que llegarán a US$37,338 millones, se incrementarán 12,1%; y las importaciones (US$37,926 millones) crecerán 5,7%.

El ente emisor prevé que el déficit comercial (importaciones son mayores a las exportaciones) registrado hasta el momento se irá reduciendo gradualmente hacia el 2017.

3. LA INVERSIÓN (PÚBLICA Y PRIVADA)

La apuesta de capitales de origen privado en la economía nacional cerrará este año con un descenso de 5,5%. El próximo año, se estancará (el Banco Central ve una variación porcentual de 0,0%) y recién en el 2017 se expandirá 4,0%, impulsada por el desarrollo de infraestructura.

De hecho, según el ente emisor, para el periodo 2016 – 2017 se tiene previsto la puesta en marcha de importantes obras en los sectores Minería, Hidrocarburos, Infraestructura, Electricidad, Industria, entre otros, por un monto de US$24,616 millones. El 32% de los desembolsos se darán en Minería, 15,9% en Hidrocarburos y 14,0% en Industria.

En el caso de la inversión pública, el BCR reporta un magro desempeño, fundamentalmente en los gobiernos subnacionales, que ha llevado a que los desembolsos del Estado caigan 11,2% este año. Pero se recuperarán en el 2016, cuando tendrán un repunte de 10,9%, mientras que en el 2017, se incrementarán 5%.

4. LA INFLACIÓN

En los últimos 12 meses, el indicador de precios al consumidor pasó de una tasa anualizada de 3,22% en diciembre de 2014 a 4,17% en noviembre de 2015, la cifra se encuentra por encima del rango meta del ente emisor (entre 1% y 3%), por ello recientemente elevó su tasa de interés referencial de 3,50% a 3,75%.

Para el 2016, las expectativas apuntan a que los precios seguirán altos, por encima del límite superior del BCR (3%). Se prevé que a partir de la segunda mitad del próximo año y durante el 2017, ante la moderación de la inflación importada y la recuperación de la economía, la inflación converja al rango meta (menos de 3%).

5. RIESGOS ECONÓMICOS

La desaceleración de la demanda interna, la volatilidad de los mercados financieros internacionales, el Fenómeno del Niño (cuya probabilidad de ocurrencia se ha reducido de fuerte a moderado) y el menor crecimiento mundial continuarán influyendo en el desempeño de la producción nacional en los siguientes dos años.

El BCR destacó el crecimiento del PBI de EEUU, que este año se expandirá 2,5%; y el 2016 y el 2017, avanzará a un ritmo de 2,6% cada año. Para la economía de China, proyectó una desaceleración moderada. Este año, el gigante asiático crecerá 6,9% y los próximos dos años, 6,4% y 5,9%, respectivamente.

Por su parte, la Eurozona seguirá avanzando a tasas menores de 2%, mientras que América Latina se contraerá este año, fundamentalmente por la situación de Brasil.