Foto: EFE
BUENOS AIRES (Agencias).- Argentina, gobernada ahora por el liberal Mauricio Macri, eliminó este jueves el “cepo” (control) cambiario que rigió durante todo el segundo Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (2011-2015), con lo que la cotización del dólar subió más del 40% en los primeros minutos del día tras la apertura de los bancos y las casas de cambio. 

La cotización oficial de la divisa estadounidense subió de 9,83 pesos, que cotizaba el miércoles, a 15 pesos en el inicio de la jornada bancaria de hoy, lo que suponía un alza del 52,5%. Minutos después bajó a 14,50 pesos por intervención del Banco Central, con lo que la subida se redujo al 47,5%. 

Solo hasta este 17 de diciembre, los argentinos podían comprar una cantidad limitada de dólares en el mercado formal y con autorización.

Argentina está normalizando su situación financiera, el que quiera comprar dólares va a poder. Estamos cumpliendo lo que prometimos en la campaña. Un sistema que estuvo cuatro años ahogando la economía lo hemos levantado en una semana”, dijo en la víspera el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, en una presentación ante la prensa.

Entre los economistas había un consenso de que debía eliminarse el control de capitales y tenía que devaluarse la moneda local, dado el estancamiento de la inversión, la economía y la creación de empleo. Sin embargo, no había acuerdo sobre el ritmo al que debía producirse pues se temía una alza de la inflación (actualmente en un nivel de 24% anual) y un aumento de la pobreza, que afecta al 21% de los argentinos.

Con el levantamiento de la restricción cambiaria, el gobierno confía en abrir nuevas vías de financiamiento que traigan al país entre 15.000 y 25.000 millones de dólares en las próximas semanas. 

Por su parte, la oposición califica la medida del nuevo gobierno como una "brutal devaluación".