Foto: Andina
Tras años de discusiones sobre el momento indicado para que Estados Unidos eleve su tasa de interés clave que desde el 2008 mantenía cerca de cero, la Reserva Federal de dicho país -el equivalente al Banco Central de Reserva (BCR) peruano- finalmente hizo el anuncio, al argumentar que la mayor economía mundial ya ha superado gran parte de los problemas que le ocasionaron la crisis financiera reciente.

¿Cómo influirá esta decisión en la economía peruana? El expresidente del BCR, Jorge Chávez, identifica tres canales de trasmisión: el tipo de cambio, la inversión y el crédito. De hecho, según indicó a PODER, el mercado local ya ha venido descontado parte del impacto de este medida. A continuación un resumen de lo que prevé pasará:

1. RESTRICCIONES CREDITICIAS PARA EL SECTOR CORPORATIVO
Las empresas peruanas van a tener dificultades para encontrar financiamiento. Las condiciones para acceder a crédito para aquellas que, por ejemplo, emiten bonos se endurecerán. Sucederá lo mismo con los proveedores, que van a comenzar a experimentar dificultades en sus pagos.
Parte de esta situación ya se presentaba en el mercado local, por lo que más que un recrudecimiento se trata de una continuidad, precisa Chávez, quien actualmente es presidente ejecutivo de la consultora Maximixe.
2. EL DÓLAR SEGUIRÁ SUBIENDO
La tendencia alcista del tipo de cambio también continuará. Si bien no hay una varita mágica para determinar la cotización exacta del billete verde en el país, Chávez pronostica que llegaría a S/.3,45 al cierre del primer trimestre del 2016.
Justamente hoy, ante la expectativa de que la Fed suba su tasa clave, el dólar cerró el día en S/.3,37, pero lo más probable es que el BCR siga interviniendo en el mercado para evitar volatilidad debido a que una parte importante de nuestra economía está dolarizada.
BCR DEBE CAMBIAR DE ESTRATEGIA
Para el representante de Maximixe, el Banco Central peruano ha sufrido una pérdida sustantiva en su posición de cambio, por lo que debería intervenir menos en el mercado y dejar que las entidades privadas asuman sus riesgos cambiarios.
Por impulsar la desdolarización, recomienda coordinar directamente con los bancos para un cambio más rápido de sus carteras pues con los encajes no se está teniendo el impacto esperado. “El sistema financiero no es competitivo, por lo que el BCR y hasta el propio Ministerio de Economía y Finanzas deberían reunirse para promover el cambio aprovechando el liderazgo que tienen”, anotó.  
Hay entidades financieras que tienen más rentabilidad otorgando créditos en dólares y otras hasta cobran comisión para cambiar la moneda del préstamo, comentó.
3. HABRÁ MENOR INVERSIÓN DE CORTO PLAZO

Con una tasa de interés más atractiva en EEUU, los flujos de capital van a seguir yéndose del Perú. El BCR ya ha subido su tasa para contrarrestar esta tendencia, pero es más atractivo ir hacia la economía estadounidense, que está en plena recuperación.
Este es un factor que debería llamar la atención si se toma en cuenta que la FED va a continuar subiendo lentamente su indicador clave y nosotros, además, ya tenemos problemas con la inversión de mediano y largo plazo (fundamentalmente minera) por temas políticos.