Foto: Andina
El fenómeno El Niño está cerca de alcanzar su máxima intensidad y su duración, según reportó esta mañana la Oficina de Meteorología australiana, se prolongaría hasta bien avanzado el 2016, informó la agencia Reuters.

De acuerdo con la citada entidad, las temperaturas de la superficie marina en el Océano Pacífico siguen cerca de niveles históricos y la temporada 2015/2016 de este fenómeno climático será uno de los eventos más fuertes de los últimos 50 años.


No obstante, la autoridad australiana dijo que el fenómeno mostraba señales de estar debilitándose y que en las últimas semanas el Índice de Oscilación Sur (SOI) -que mide las diferencias de presión en el nivel del mar- volvió a marcar valores neutrales.

Los vientos alisios han vuelto a rangos más normales y las temperaturas submarinas se han enfriado levemente.

Sin embargo, la Oficina de Meteorología australiana señaló que el fenómeno actual es fuerte y que perduraría hasta bien avanzado el otoño en el hemisferio sur.

El Niño genera una corriente de agua cálida en la superficie marina hacia el este del océano Pacífico y puede provocar fuertes lluvias e inundaciones en zonas de América y sequías en el este de Australia y regiones de Asia.