Foto: Andina
La máxima entidad tributaria está aplicando la cambios necesarios para modernizar los procedimientos que realizan los contribuyentes. El objetivo es hacerlos más amigables e impulsar así un mayor cumplimiento en los pagos. En esa línea, la digitalización de cada uno de los trámites es el mayor reto.

“La Sunat ya empezó con ese cambio parar modernizar la institución y simplificar los procedimientos tributarios. Por ello, hemos trabajado acompañando la formalización, por eso no estamos cerrando indiscriminadamente bodeguitas sino los orientamos y acompañamos para que se formalicen”, comentó el jefe del ente recaudador, Martín Ramos, en entrevista con el diario El Peruano.

A la par, se viene trabajando en la digitalización de la entidad mediante un mayor uso de comprobantes y libros electrónicos, declaraciones en Internet y planillas electrónicas. “Estas herramientas de facilitación suponen la eliminación del uso del papel para las declaraciones y pagos que se realicen. Lo que estamos buscando es llegar a una Sunat sin papeles”, indicó Ramos.

Una prueba de ello es que en los primeros nueves meses del año, se han emitido más de 37 millones de facturas electrónicos, cifra que representa  un crecimiento de 340% en comparación con las emisiones registradas en el mismo periodo del 2014

Todos estas mejoras apuntan a lograr una mayor base tributaria, anotó el funcionario. “Nuestra función es aplicar de forma justa el sistema tributario, y por eso hemos venido trabajando para ampliar la base tributaria y atacando los mecanismos de evasión en el Impuesto a la Renta (IR) empresarial con la emisión de facturas falsas y el incremento patrimonial no justificado en las personas naturales”, finalizó.