Foto: Andina
Pedro Pablo Kuczynski, del partido Peruanos por el Kambio, fue el último candidato a la presidencia que, ante el auditorio del CADE 2015, presentó sus propuestas en el plano económico. El expremier y exministro de Economía, durante el gobierno de Alejandro Toledo, reconoció que el gran crecimiento económico de años anteriores ya se detuvo y que ahora es necesario trabajar más duro.

“Tuvimos un inmenso auge que borró la huella de nuestros defectos. Ahora viene la realidad”, dijo.“El estancamiento de la economía peruana se debe a la reducción del crecimiento de China y a que el precio de los metales se ha ido al suelo”, explicó.

Pese al complicado contexto internacional, PPK se ha trazado la meta de reducir la pobreza a 10% y la pobreza extrema a 0%. Afirmó que en los próximos cinco años todos los centros poblados deben contar con acceso a agua y alcantarillado. 

El también exministro de Energía, en el gobierno de Fernando Belaunde, anunció que la meta en educación de su eventual gobierno es que el Perú pase, en 10 años, del puesto 65 (de 65 países evaluados) al puesto 40 en la prueba PISA.

En cuanto al sistema tributario, Kuczynski afirmó que entre sus propuestas no encontrarán exoneraciones, pero sí incentivos para la formalización, Por ejemplo, las empresas pequeñas que quieran formalizarse tendrán un impuesto favorable durante diez años. Y para las grandes, se reducirán los impuestos a las que reinviertan. 

PPK fue uno de los pocos candidatos que reconoció las limitaciones del aparato político. Vamos a necesitar acuerdos previamente negociados para que en el primer año de gobierno se haga la reforma política que urge. También debe mejorar el sistema de inversión pública y la descentralización”, anotó.  “Hay que reactivar  la economía porque sin eso no vamos a ningún lado”, concluyó.