Foto: Andina
La ley que ayer dio el Congreso para que los afiliados a las AFP puedan retirar el 95,5% de su fondo acumulado al cumplir los 65 años de edad -y quedarse así sin una pensión- “desnaturaliza”, “pervierte” y “elimina” el sistema de pensiones peruano, creado para asegurar que los trabajadores construyan con sus ahorros, durante su vida laboral, una jubilación digna.

Así lo aseguraron representantes de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), del Banco Central de Reserva (BCR) y de la Confiep, el mayor gremio empresarial del país, tras cuestionar que los 66 legisladores que votaron a favor de la medida no hayan reflexionado sobre las repercusiones que en la economía nacional se ocasionará en el largo plazo.

SIN RAZÓN DE SER
Es que según argumenta el superintendente interino de la SBS, Javier Poggi, cuando se toman decisiones teniendo solo una visión parcial de los cambios que se generarán, se puede desacomodar toda la lógica de un sistema previsional. 

“En la mayor parte de los países del mundo la protección de la vejez es la finalidad principal de los sistemas pensionarios. Tener una opción como disponer del 95,5% de los fondos desnaturaliza la razón de ser del Sistema Privado de Pensiones (SPP), que es garantizar una pensión”, comentó el funcionario desde Paracas, ciudad a la que viajó para participar de la CADE 2015.

Justamente, los congresistas que impulsaron la medida (Modesto Julca, Esther Capuñay, Jaime Delgado, entre otros) aseguraban ayer que su objetivo era estimular la economía, pues con el mayor dinero disponible los trabajadores recién jubilados “impulsarán el consumo”.

Sobre este punto, y también desde la CADE, el presidente de la Confiep, Martín Pérez, comentó que lo que el Legislativo está haciendo es “pervertir” el sistema. “Se está pervirtiendo el sistema en cuanto ya no es un sistema de pensiones, sino que se vuelve un sistema de ahorro forzoso y donde vamos a llevar a que la gente no tenga en el largo plazo unos ingresos estables que les permita tener la tranquilidad de vivir ordenada y dignamente”, refirió.

COSTO FISCAL
El ejecutivo hizo hincapié sobre un factor que probablemente los parlamentarios, la mayoría en campaña para la reelección no ha previsto o, en todo caso, le ha restado importancia. El proyecto podría traer consigo un costo fiscal que será muy importante y que solo generará “que los jóvenes van a tener que pagar más impuestos para finalmente mantener a quienes se queden sin pensión”, dijo.

En la misma línea, el presidente del BCR, Julio Velarde lamentó que el proyecto haya sido aprobado sin mayor reflexión sobre sus consecuencias. “Espero que el Ejecutivo lo observe y se discuta con más calma todo esto”, anotó.

Para el funcionario, si la iniciativa se llega a implementar ocasionaría la eliminación un sistema que se introdujo en las sociedades hace más de 100 años para que la gente que trabaja tenga derecho a un ingreso fijo durante la vejez.

“(Otto van) Bismark introdujo las pensiones (sistema creado en Alemania en 1,881) hace más de 100 años y ya es parte de una sociedad normal que la gente que ha trabajado tenga derecho a pensiones. Con esto (el retiro del 95,5% de los fondos) se está eliminando lo que se introdujo hace más de 100 años y que es parte de las sociedad convencionales en todas partes del mundo”, finalizó.