Foto: Andina
La Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) empezó esta mañana su última jornada con un programa centrado en la presentación de los cinco candidatos a la presidencia de la República con mayor aceptación, según las encuestas.

El candidato de Perú Posible, Alejandro Toledo, fue el primero en dar a conocer sus propuestas con una exposición en la que puso enfásis en la necesidad de diversificar la economía peruana para volver crecer a tasas más elevadas. “En medio del enfriamiento de la economía global, tenemos la oportunidad de tomar decisiones y redefinir nuestro perfil de crecimiento”, afirmó.

En tono optimista, y para generar confianza, recordó al auditorio que en el 2001 él recibió la economía en un -3% y entregó al gobierno siguiente un PBI con aumento de 7,5%.

“Soy un partidario de la diversificación de la composición del crecimiento”, reiteró Toledo. Detalló que uno de los principales caminos que tomaría un eventual gobierno suyo sería reforzar la agroindustria y promover proyectos de irrigación. También promovería el desarrollo del ecoturismo.

“Los más importante es que la diversificación nos ayudará a salir de la trampa de poner todos los huevos en la canasta de la industria extractiva”, declaró. Pero al instante, dijo no ser partidario de la antiminería, pues es necesaria para tener recursos fiscales. “Sino, ¿de dónde vamos a sacar dinero para aumentar los sueldos?”. Esto último fue una de las propuestas que más reiteró, ya que de llegar al poder “duplicaría los sueldos a los maestros, a los funcionarios del Estado, a los policías y las pensiones de los jubilados”.

Para promover la inversión privada, afirmó que en los primeros cien días contrataría a los mejores funcionarios con los mejores sueldos para que “rompan los candados de la burocracia” y así implementar los proyectos que ya se encuentran en una etapa avanzada. 

Toledo propuso también la creación de un equipo de élite para combatir la inseguridad. Dijo que esta es una de la causas que retienen los flujos de inversión.

En cuanto a infraestructura, dijo que, de ganar la presidencia, implementaría un tren desde Tumbes hasta Tacna con ramales al interior del país. “Este peruano indio, terco y rebelde nunca perderá la esperanza. Pero esto no puede estar divorciado de al realidad. Hay que tomar decisiones con inteligencia. Hay que convocar al sector privado y darles reglas de juego claras”, indicó.

“Dejemos de pensar que los empresarios son animales ambiciosos que solo quieren ganar dinero de un día para otro”, agregó al final de su exposición.