Foto: EFE
La pesca, actividad que acumula un retroceso de 17,70% en los últimos 12 meses, recién se recuperaría “a más tardar en la segunda mitad del próximo año”, después de que se disipen los efectos del fenómeno El Niño, indicó el director de TASA, Humberto Speziani. 

Desde Paracas, a donde viajó para participar en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE), el representante de la mayor productora de harina de pescado del mundo detalló que el fenómeno climático, al elevar la temperatura del mar, ha reducido el volumen disponible de anchoveta, situación que afectó al sector.

"Creo que se viene una buena temporada en el 2016, no puedo asegurar si es en el primer semestre, pero en el segundo semestre de todas maneras entramos a la normalidad”, dijo Speziani a la agencia Reuters.

Para contrarrestar el impacto de El Niño en la industria pesquera, el Gobierno autorizó recientemente el inicio de una segunda temporada de captura de anchoveta, en la que estableció una cuota máxima de 1,1 millones de toneladas, menor a lo fijado en la primera temporada (2,8 millones de toneladas).

Justamente, hoy el Ministerio de la Producción reportó que en la zona norte-centro del mar peruano se obtuvieron resultados positivos pues las capturas de anchoveta superaron el 27% de la cuota asignada. De acuerdo con el viceministro de Pesca y Acuicultura, Juan Carlos Requejo, del 17 al 30 de noviembre se pescó exactamente 300,618.595 toneladas métricas.

Por su parte, TASA -que tiene una flota de 50 embarcaciones pesqueras- informó que ha capturado unas 100.000 toneladas de anchoveta. Speziani sostuvo que pese al Niño la empresa terminará este año mejor que en el 2014, debido a un mayor precio de la harina de pescado que ha repercutido en sus ingresos.