Foto: RPP

El internacionalista venezolano Moisés Naím fue uno de los principales expositores del primer día de la CADE 2015. Su presentación estuvo llena de ideas contundentes. Aquí un recuento de las más importantes.

“El mundo se está desacelerando. Tendremos un crecimiento más lento e inestable que en el pasado. En cuanto a las amenazas,  estamos pasando de una ansiedad por fragilidad financiera a una por fragilidad geopolítica”.

“La atención a los problemas de China ha sacado de foco los problemas de Brasil. Si el gigante brasileño se desestabiliza, puede tener más consecuencias para el Perú que las que podría tener China”.

“Brasil tiene problemas estructurales profundos. Es uno de los países más cerrados del globo. Se espera que recién el 2022 recupere el nivel de ingreso por persona que tenía el 2013”.

“Los súper ciclos de los commodities y el dinero crearon también un súper ciclo de los populismos. Ambos formaron las bases para populismos que no se habían visto antes: el de Chávez, el de Kirchner, el de Lula”. 

“Se viene un ajuste económico sin precedentes a causa de la desaceleración. Entre 1970 y 1998, en Latinoamérica hubo crisis cada dos años. Incluso el Perú tenía situaciones de crisis económica cada 18 meses. Eso ya no forma parte de la región, pero estamos entrando a una etapa de contracción”. 

“Desde el 2000, el 25% de la población del Perú pasó a estar por encima de la línea de pobreza.  Además, el 40% más pobre se benefició más que el resto del país. Antes el boom favorecía a las clases más altas. Esta vez ha beneficiado a las familias más pobres”.

“El principal reto hacia adelante es preservar el progreso social obtenido. Claramente viene un ajuste. Y va a ser más fuerte que antes. La tarea es garantizar que este ajuste no haga que se pierda el avance. Hay que cuidar de no empujar a la clase media a la pobreza. Perú enfrentará este ajuste mejor que otros países”.