“Si no innovamos, no vamos a poder converger hacia el desarrollo”, afirmó Verónica Zavala, gerenta general de la Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), durante la primera sesión del segundo día de la CADE 2015. 

De acuerdo con Zavala, la poca capacidad de innovar en el Perú está relacionada con los bajos niveles de producción del mercado laboral. “Ahora que las condiciones externas y los vientos no son favorables, es necesario trabajar la productividad”, dijo. Agregó que es prioritario encontrar un espacio de simbiosis entre el Estado y el sector privado que nos permita crear innovación.

La representante del BID llamó la atención sobre la falta de participación tanto del Estado como del sector privado para mejorar la productividad del mercado laboral a través de la educación. “El 80% del financiamiento de la formación está en los hogares. Falta aporte del Estado y la empresa”, afirmó. A la vez reconoció el aporte de la  Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y el observatorio “Ponte en carrera” para informar sobre la demanda del mercado laboral en este aspecto.

Zavala afirmó que el monto destinado para Investigación y Desarrollo (I&D) desde el sector privado aún en el Perú aún es muy bajo. Por ejemplo, en Estados Unidos, la inversión del sector privado en este concepto es de 62% del total; en Finlandia, 60%; en Brasil, 45%; en Chile, 35%; y en Perú, apenas 18%.

Agregó que  para poder conseguir mayores logros en innovación, también necesitamos una mayor participación del sector privado para el diseño de políticas públicas.