Foto: Andina
Los precios al consumidor continuarán altos en los próximos meses, previó esta mañana el Área de Estudios Económicos del BBVA Research. Las presiones cambiarias (alza del dólar) y “El Niño” impactarán negativamente en los costos de los principales y productos servicios que componen la canasta básica de consumo de los hogares, anotó la entidad financiera.

En noviembre, la inflación se elevó 0,34%, por encima de lo esperado por el mercado, debido fundamentalmente al incremento en los costos del pollo eviscerado, la papa y algunas medicinas, según reportó el INEI. De esta forma, la tasa de inflación interanual se incrementó hasta 4,2%, “resultado que hace posible que el Banco Central vuelva a ajustar pronto su tasa de interés de referencia”, agregó.

HASTA EL 2017
Sin embargo, esta tendencia alcista de los precios no es reciente, precisó el BBVA. La inflación está alta desde hace mucho tiempo. “Desde principios de 2012, ha estado desviada por encima del rango meta del Banco Central (entre 1% y 3% interanual)”, anotó.. Y se tornará difícil que antes del 2017 se estabilice.

Este contexto de precios altos refuerzan el pronóstico de un pronto ajuste en la tasa clave del BCR, actualmente en 3,50% (indicador del costo del dinero), el cual se daría a inicios del próximo año, cuando las presiones inflacionarias se intensifiquen aún más por las consecuencias que tendrá el citado fenómeno climático sobre el abastecimiento de alimentos, finalizó la entidad financiera.