Foto: Andina
Un indicador clave para conocer la fortaleza del Fenómeno El Niño alcanzó su registro máximo, advirtió la agencia meteorológica de Estados Unidos, lo que se sumó a las señales de que el evento climático -que causa extremas sequías, lluvias torrenciales e inundaciones- se convertiría en uno de los más fuertes de la historia, anotó la agencia Reuters.

De acuerdo con el último informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), en la semana que concluyó el 16 de noviembre, las temperaturas en la banda central de la zona afectada en el océano estaban tres grados Celsius por encima del promedio. 

Esta era la mayor lectura en los registros que se remiten a 1990, explicó el vicedirector del Centro de Predicción Climática del NOAA, Mike Halpert. La anterior lectura fue de 2,8 grados por encima del promedio en la semana del 26 de noviembre de 1997.

Durante El Niño de 1997-1998, fuertes lluvias e inundaciones dejaron miles de muertos, pérdidas de cultivos y extensos daños a la infraestructura en Ecuador, Perú, Bolivia, Somalia y Kenia.

En Indonesia, El Niño produjo sequías que afectaron las cosechas y produjeron incendios incontrolables que tuvieron impacto en el medio ambiente.

Al inicio de la semana,  la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) indicó que el fenómeno climatológico de este año ya es el más fuerte de los últimos tres lustros y está en camino de convertirse en uno de los más potentes de los últimos 65 años.