Foto: Andina
En su reunión de noviembre, el directorio del Banco Central de Reserva (BCR) decidió mantener su tasa de interés de referencia en 3,50% pues según dijo, en un comunicado, dicho valor es compatible con una proyección de la inflación que converge al rango meta (entre 1% y 3%) en el 2016.

La entidad a cargo de la política monetaria en el país comentó que, en octubre, los precios al consumidor se han visto afectados por factores temporales de oferta tales como el aumento de precios de algunos alimentos y por la depreciación cambiaria (alza del dólar), los que no deberían trasladarse de manera generalizada al resto de precios de la economía.

También influyeron en la decisión del directorio los indicadores internacionales que muestran señales mixtas de recuperación de la economía mundial, así como volatilidad en los mercados financieros y cambiarios externos, además de una actividad económica que se viene recuperando de manera gradual.

Finalmente, el BCR reiteró que los indicadores recientes de la actividad productiva nacional así como de las expectativas empresariales y de consumidores reflejan un ciclo económico con tasas de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) menores a su potencial, pero con un ritmo mayor en el segundo semestre. 

“Para el 2016 se estima que la economía estará creciendo a una tasa similar a la de su potencial (4,5%)”, agregó.