Fuente: Andina
Mediante un comunicado, el Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) informó que ha iniciado un proceso sancionador contra las cuatro empresas de telefonía móvil que operan en el Perú, por incumplir las normas vigentes en el sistema de activación de líneas móviles prepago.

Durante una supervisión, el regulador encontró que Claro y Bitel no verificaban previamente la identidad del solicitante de un nuevo número telefónico. En tanto, Telefónica y Entel, permitieron que distribuidores informales tuvieran acceso a la activación de líneas móviles.

“En caso de confirmarse responsabilidades, las empresas operadoras podrían ser sancionadas con  multas de hasta 350 UITs (equivalentes a S/.1'345,500, en el 2015)", precisó el Osiptel.

Aseguró que ha implementado esta medida ante las reiteradas denuncias recibidas por usuarios y usuarias, cuyas identidades fueron utilizadas de manera irregular para activar líneas móviles prepago.

PROHÍBEN VENTA DE CHIPS
El organismo supervisor también impuso medidas cautelares contra Claro, Entel y Bitel con el objetivo de que cesen la comercialización de chips en canales de activación que no habrían cumplido con adecuarse a las normas vigentes. La medida deberá ser acatada en tres días hábiles contados desde hoy.

Asimismo, ordenó a las tres empresas adoptar medidas adicionales de seguridad en un plazo máximo de 20 días hábiles y establecer controles centralizados para que las activaciones de las líneas se realicen solo con la validación de la base de datos del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec).

En el 2014, se aprobaron procedimientos que ordenan la implementación de sistemas de identificación biométricos y no biométricos en las empresas operadoras. Asimismo, en junio de este año se inició la obligación de utilizar sistemas de verificación biométrica de huellas dactilares para activar las líneas móviles prepago en sus centros de atención en todo el país.