Foto: EFE
WASHINGTON (Agencias).- La economía de Estados Unidos dio una nueva señal de mejora sostenida que refuerza la posibilidad tan esperada por los mercados de una alza en la tasa de interés clave de dicho país a partir de diciembre. El empleo repuntó en octubre, luego de dos meses consecutivos de tenues avances, y la tasa de desempleo bajó a cifras mínimas que no se registraban desde el 2008.

De acuerdo con cifras del Departamento de Trabajo estadounidense, en el décimo mes del año la mayor economía mundial generó 271 mil empleos, la cifra más alta desde diciembre del 2014.

Además, el ingreso de los trabajadores por hora se incrementó en nueve centavos de dólar el mes pasado. A este dato, que refleja lo que sería un sólido avance para la actividad productiva, se suman las fuertes ventas de autos registradas en el mismo periodo, que configuran un escenario optimista para EEUU en el cuarto trimestre.

Lo más relevante fue la caída de la tasa de desempleo al 5,0%, el nivel más bajo desde abril del 2008, frente a un 5,1% registrado el mes previo. 

Para los analistas, estos indicadores laborales están cerca de los niveles que para muchos funcionarios de la Reserva Federal de EEUU (Fed, por sus siglas en inglés) podrían ser considerados pleno empleo.