El defensor del pueblo, Eduardo Vega, pide generar mecanismos adecuados de información para usuarios y usuarias (foto: Andina)
Surge un nuevo cuestionamiento a las tablas de mortalidad planteadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS). Esta vez es la Defensoría del Pueblo la que envió una carta al jefe del regulador financiero, Daniel Schydlowsky, solicitándole la suspensión del citado mecanismo, utilizado para calcular las pensiones de los jubilados al Sistema Privado de Pensiones.

“El procedimiento debiera mantenerse suspendido hasta que se cumpla con generar adecuados mecanismos de información para los usuarios y las usuarias”, dijo esta mañana en un comunicado el Defensor del Pueblo (e), Eduardo Vega Luna.

Recientemente, el propio presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde,  aseveró que ni el mismo entendía la herramienta y cuestionó que la nueva esperanza de vida estimada por la SBS para los peruanos y peruanas sea incluso mayor a la que tienen los países desarrollados.

El organismo que dirige Schydlowsy está elevando la expectativa de existencia de los hombres de 84 años a 87 años, y de las mujeres de 87 años a 90 años (mientras que en las naciones de la OCDE es de 80,5 años, en promedio). Esto generará una merma en las pensiones de los futuros jubilados, pues su fondo tendrá que dividirse en un mayor número de meses. Sin embargo, el Superintendente ha anotado que ello no es muy relevante pues sería un monto bajo.

Ante esta situación, la Defensoría le ha planteado tres medidas a la SBS: publicar en Internet el documento técnico que sustenta las nuevas tablas de mortalidad para que expertos presenten sus observaciones, conformar una mesa técnica integrada por entidades públicas y privadas especializadas en la que se discuta la iniciativa del regulador y surga una propuesta que no vulnere los derechos de las personas, y difundir los diversos componentes de las tablas mediante internet, radio y televisión.

“Si bien la elaboración de unas tablas de mortalidad con datos debidamente actualizados es indispensable en todo sistema de seguros, no debe olvidarse que el Sistema Privado de Pensiones es un servicio público que forma parte de la seguridad social en nuestro país y como tal debe cumplir con ciertos parámetros de transparencia y accesibilidad informativa”, finalizó la Defensoría.