Foto: Andina
Conforme lo adelantó PODER, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) publicará mañana el proyecto de norma con el que busca actualizar las tablas de mortalidad utilizadas para calcular la pensión de los afiliados, las cuales entrarán en vigencia a partir del 2016.

Dicha propuesta, que por 30 días será sometida a comentarios (tanto de los operadores del sistema como de la población), trae consigo un incremento en la esperanza de vida para los trabajadores que aportan a una AFP. En el caso de los hombres, la expectativa de supervivencia pasa de 84  años a 87 años, mientras que para las mujeres, se eleva de 87 años a 90 años.

El superintendente adjunto de Seguros de la SBS, Luis Gonzáles, admitió que este cambio traería consigo un merma en las pensiones de aquellos que estén próximos a jubilare.

“Habrá un impacto definitivamente, pues ahora estamos viviendo más. Esto implicaría una menor pensión, no mucho menor, pero sí una menor pensión”, sostuvo.

El nuevo sistema no afectará el monto que reciben los actuales pensionistas del sistema de las AFP, precisó el funcionario. Pese al aumento en la esperanza de vida, el ente supervisor mantuvo el tope de la tabla de mortalidad en 110 años.