Fuente: Doing Business
Los esfuerzos que el Gobierno realiza, en todos sus niveles, para acabar con el exceso de trámites que agobian las posibilidades de concretar un negocio en el país no estarían dando resultados.

La edición 2016 del reporte Doing Business del Grupo Banco Mundial, difundido esta tarde, revela un descenso en cinco posiciones del Perú del puesto 45 a la ubicación 50 de un total de 189 economías evaluadas, entre junio del 2014 y junio del 2015.

¿La razón? Doing Business, que mide la eficiencia y calidad de las normas implementadas por los países para facilitar la apertura de negocios, encontró retrocesos tanto en los permisos como en los costos para obtener una instalación de electricidad (-13), mayores tarifas y tiempo para el trámite de iniciar una empresa (-8), así como demoras en la emisión de permisos de construcción (-3).

También halló deficiencias en las facilidades para obtener un crédito (-3), en la regulación para proteger a los inversionistas minoritarios de una empresa (-3) y en los procedimientos para registrar propiedades (-1).

Pese al resultado, Perú es la tercera nación de la región mejor posicionada en la evaluación, solo detrás de México y Chile, que se ubican en los puestos 38 y 48. Detrás de nuestro país están Colombia (54), Puerto Rico (57), Costa Rica (58), Jamaica (64) y Panamá (69).

El primer lugar del Doing Business lo ostenta Singapur. Le siguen Nueva Zelanda y Dinamarca.

No todo es malo para nuestro país. El reporte del Banco Mundial destaca dos reformas dadas en el último año: una mejora en el sistema de información crediticia con la implementación de una ley que protege los datos personales y las facilidades dadas a las empresas para pagar impuestos, mediante un sistema en línea.