Foto: Andina
A seis meses de las próximas elecciones presidenciales, los candidatos que han anunciado su participación en la contienda comienzan a afinar sus propuestas, sobre todo de aquellas vinculadas a lo laboral, que podrían resultar más atractivas para captar electorado.

No han oficializado todavía la presentación de sus planes de gobierno, pero algunos en sus actividades proselitistas iniciales deslizan ya los que serían sus caballitos de batalla cuando la campaña electoral esté en todo su fragor. 

Es el caso de Pedro Pablo Kuczysnki, de la agrupación Peruana por el Kambio (PPK), quien propuso esta mañana un seguro de desempleo para facilitar la contratación de trabajadores pues -según dijo- actualmente más del 20% de jóvenes está desempleado. 

“Con este seguro se va facilitar la contratación de trabajadores, costará entre 2% y 3% de la planilla para todos los nuevos trabajadores formales, exceptuando a los que ya cuentan con CTS”, anotó.

También esbozó una reducción de impuestos para estimular el mercado laboral. “Se debe reformar el sistema tributario para que bajen los impuestos, pues sólo de este modo se facilitará a que más empresas se formalicen y con ello más jóvenes podrán acceder a un trabajo digno con todos sus beneficios de ley”, comentó.

Por su parte, Julio Guzmán, líder del partido Todos por el Perú (TPP), quien presentó ayer de forma oficial su candidatura, prometió inversión en capital humano. “La gran inversión es positiva, pero no podemos obsesionarnos con ella y olvidarnos de la otra gran inversión: la inversión en nuestras capacidades, en nuestros talentos", dijo el también exfuncionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según anotó, en el Perú se ha invertido mucho en minas, ahora es tiempo de invertir en las mentes. "Así como extraemos riquezas de una mina, ya es tiempo de extraer las riquezas de las mentes de los peruanos", sostuvo.