Foto: EFE
Un nuevo reporte del Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) revela la probabilidad de que las lluvias en nuestro país empezarán en Tumbes, a partir de la segunda quincena de noviembre.

Si bien serían intensas, ocurrirían en forma esporádica, señala en un comunicado el Enfen, donde además detalla que no se espera que en otra región de la costa peruana se repitan las precipitaciones por su estacionalidad, durante el penúltimo mes del año.

El comité se mantiene el estado de Alerta, debido al evento El Niño de magnitud fuerte que se viene desarrollando en la costa peruana, con temperaturas por encima de lo normal”, anota.

Asimismo, reiteró que se mantiene en 55% la probabilidad estimada de que el citado fenómeno climático sea fuerte o extraordinario en el verano del periodo  2015-2016.

POR REGIONES
El Enfen espera que la duración de la onda Kelvin cálida formada en la segunda quincena de setiembre, se prolongue como consecuencia de los pulsos de viento del oeste observados en la primera quincena de octubre en el Pacífico ecuatorial central. 

Esta onda Kelvin estaría llegando a la costa peruana a partir del mes de noviembre, lo cual contribuiría a mantener el calentamiento actual e incluso podría incrementarlo, pero no hasta el nivel registrado en noviembre de 1997.

El comité también precisa que conforme se avance en la temporada de lluvias, El Niño Costero, según su magnitud, intensificará las precipitaciones en la vertiente del Pacífico. Si bien tendrá mayor influencia en la costa norte, existe fuerte heterogeneidad de su impacto en cada región. 

El Enfen mantiene la probabilidad de que El Niño en el Pacífico central alcance una magnitud fuerte o muy fuerte en el verano. Para las precipitaciones en los Andes y la Amazonía, El Niño en el Pacífico central implica la posibilidad de la reducción de las lluvias -sin ser determinante- en el verano, especialmente en el sur.